martes, 20 de septiembre de 2011

Another Horse in the Wall

Otro Caballo en la pared

Pseudo-escultura con herradura original



“Caballo que no galopa va derecho al pisadero”
Horacio Guarany


Hace sin saber
que hace
una catedral
una escuela
una cárcel

Gira en círculos
reloj sin tiempo
sin futuro
se desarman
entre paladas
de barro
los   recuerdos
de nubes bebidas
al final del camino

Nada para pensar
sólo esta inercia
colorada
enchastrando las patas



Hace sin saber
qué hace…

©Julieta Villarroel, 2011.


ArcoIris de contrabando

jueves, 15 de septiembre de 2011

La Noche de los lápices


Muros de La Plata






Lápices*


Golpean. No, no abras.

Vienen por tus pinceles

Tus óleos

Por las sonrisas de tilo

Vienen a arrancarte el guardapolvo

A desnudarte los sueños

A oscurecer el futuro

Con vendas

O fusiles



Vienen a enmudecerte

Ellos, esquiladores mediocres

De gritos de libertad



Golpean



por favor

no abras...





©Julieta Villarroel, 2009.

* A la memoria de Pancho, de sus compañeros y de los otros 30.000 desaparecidos.
* A la tierna memoria de la madre de Pancho, Doña Pocha, que supo sobrevivir sin confundir a los verdaderos enemigos. Y sobrevivía con una leve sonrisa. 

**************************************************************

16 de septiembre 1976 – 16 de septiembre 2011

La noche del 16 de septiembre de 1976 en La Plata un “grupo de tareas” secuestró de sus hogares a seis estudiantes secundarios que pertenecían a la Unión de Estudiantes Secundarios (UES):
Claudio de Hacha (17 años)
Maria Claudia Falcone (16 años)
Horacio Húngaro (17 años)
Daniel Alberto Racero (18 años)
Maria Clara Ciocchini (18 años)
y Francisco (Pancho) López Muntaner ( 16 años)

 Estos estudiantes junto a sus compañeros de los distintos secundarios de La Plata habían protagonizado, entre otras,  la lucha por el boleto estudiantil en 1975.

Fueron secuestrados, torturados y desaparecidos; pero...



Los lápices siguen escribiendo...

**********************************************************************************

“Para que tu muerte valga la pena”



sábado, 10 de septiembre de 2011

El evangelio según Johnnie Walker -etiqueta negra-

“y no sabemos qué ratas se ocuparán de recoger
             nuestros cadáveres

           ni qué botellas vacías se llevará la lluvia 
 La Luz del Mundo, Miguel Ángel Sosa Higuera





A la memoria de Miguel,  por regalar su mundo hecho poema. 



No les importa que llueva otoño
sobre Talbot Street
ni que el viento esconda
 las huellas de  los turistas
en las playas de Mahón
Ellas
las últimas dos putas del universo
sienten el mismo susurro
- caricia en  hombro  desnudo-
de un teclado rabioso.
Entonces
 tacos y  versos
como espejos huérfanos
en  tienda  de anticuario
vagan sin rostro.
En sus carteras
Tus penates de vidrio
esas locas deidades regenteadas
por  Johnnie Walker
-Etiqueta Negra-
Siguen haciendo su trabajo.

*

No les importa que el barco zarpe
Inapelable
sin barquero
sin monedas
sin guión de diálogo
ni puntos suspensivos
Ellas
todas las esquinas de Dublín
chispean sus incendios de memorias
de ostias
de sirios
de niebla  excomulgada.
un teatro del mundo
que  huele a cantina mediterránea
a Temple bar
a puñal  de serafines.
Incendios de memorias
que escupen  letras
frente a un  cliente   fantoche
tan sobrio que no comprende
el lenguaje de los campos de amapolas
cultivados sobre sábanas de lino.
Los epitafios en cajas chinas
 siguen esperando tu mirada.

*

No les importa que un frasco
Con luciérnagas
 no sea linterna
Para noches tautológicas
malsanas
Ellas
 todas tus  historias
Están listas para desandar
la soledad  del mostrador
y   sobrevivir
a este  cuerpo de papel maché
a esta nada atolondrada
a este humo.

Al fin de cuentas
Cuando toque a maitines
-aunque tu noche sea sorda-
Ellas
 todas tus historias
Se arrojarán de tu vaso
Al vacío.


Y seguiremos sin saber…

Un lugar en el mundo




What's the difference between me and you...


Almas Biodegradables










Almas biodegradables
El pack de seis

Una onza  (cada unidad)

Basta de transmutaciones
De suplicarle a la nada

De creer que estuvimos antes
Que estaremos luego
Que pagarás tu pena
o seré rodilla de elefante
en circo pobre

¿Quién inventó esta cuadrúpeda eternidad
Que nos separa y s//e//p//a//r//a// 
S
E
P
A
R
A
 Y  s-e-p-a-r-a ?

Dicen que es un consuelo
Algo así como la sombra
De un hongo
Para la oruga.
Una lluvia diminuta
que envenena

Basta de voces pendientes
En el silencio de la conciencia
Basta de ilusiones con nombres estelares
“el más allá”  es otro cuento de Grimm
Y sus secuaces
La lucha es en el más acá
contra las aspirinas, el esmalte
Las fobias, los cepillos de dientes

Almas biodegradables
Pack de seis

Dúctiles, esterilizadas,
En cuatro tamaños.
Una onza  (cada unidad)

* Se admiten devoluciones, no como esa otra
Made in… (Quien sabe)  que te encajan
Mucho antes de nacer 

viernes, 9 de septiembre de 2011

Zapatos y un pintor descalzo...





“Este hombre o se vuelve loco o nos deja a todos atrás” Camille Pisarro



Vincent Van Gogh no conoce las miles de páginas que se escribieron a propósito de los zapatos hechos mierda que pintó una tarde-noche (otra más) de locura y soledad.
Heidegger,  Schapiro,  Derrida, lo más espeso de la filosofía, atando y desatando los cordones. ¿Buscando…?

El artista escribió a su hermano- como al pasar- : “estoy pintando  sillas, zapatos, cipreses…”
Eso. Sólo su mundo, filtrado.

Creo que Vincent sabía que esa pintura era imposible para las galerías de París en 1886…
Gastado como los zapatos. A un costado… solo. ¿Qué parte de “sin salida”  no se entiende? 

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Sta sol ne moeare...








Sta Sol Ne Moeare




(¡Quieto sol! no te muevas)


Inscripción sobre la lápida de Nicolás Copérnico. 

lunes, 5 de septiembre de 2011

"The Dangerous Ability to Fascinate Other People" o cómo pintar volando. Ángel Otero


“Yo escribía silencios, noches, anotaba lo inexpresable. Fijaba vértigos.”
La alquimia del verbo, Arthur Rimbaud



Las manos del artista son dos remos, hundiéndose en un mar de pintura.  Así se abre este nuevo universo ante los ojos.

“Yo no busco, encuentro” señala Picasso.

- Será nomás- me digo, y encuentro una frase sobre una textura “imposible”:



“If you don´t know how to fly…”  Girondo, pensé. Ese precioso espantapájaros. Y miré. Y vi.   ¿Qué ojo no observa, selecciona, y luego guarda  en la memoria?

 El artista pone en su obra todo lo que es, lo que ha sido; incluso pone lo que será en términos de esperanza. Ángel Otero se pinta. 
Quizá el Arte sea este contarse la propia historia. Desentramar. Quitar capas de pintura, poner capas de pintura.  Buscar aquellos momentos anclados en el pasado,  parte inapelable de lo que somos.      

Busco “Santurce” (su ciudad)  entre las pinceladas. Las montañas y ese color de barrio pobre en monedas, pero rico – muy-  en colores y sonidos.  Busco ruegos nocturnos  en los brazos de la fe.

 Encuentro  una sonrisa de colores primarios,  mientras el piso  se mueve y  el viento asusta a los pájaros de la bahía.

313 dice la puerta del laberinto donde el alquimista  transformará  sueños en pieles de gruesos óleos.
Espío… Una repisa con diversos trofeos cuyas historias pasarán a formar parte de otra y otra y otra capa de óleo. Una jirafa dislocada, un loro, un bongo, elefantes de la suerte, estampitas de San Sebastián. Restos de  macramé y el mar ondulando la playa.
 
 Puesto en la vidriera, se mira incrédulo.

En escena:

  Ángel Otero (Puerto Rico, 1981) es un artista plástico que, tras su paso por la Facultad de Humanidades,  en su tierra,   llegó a Chicago.  Una beca de estudios le abría las puertas.  Trataba de masticar  las palabras en inglés y llevaba consigo una serie de nombres, amuletos, guías en el arte de poner sobre un lienzo una visión del mundo.  Alguien le había hecho ese gran favor: allá, donde habían quedado las montañas, los santos, los manteles de abuela;  le había hablado de Pollock, de  Willem de Kooning. Traía, también, girasoles y cuervos de Vincent,  Mujeres de Picasso.  Algún Basquiat. Un  Warhol.
   Cuenta que se sentía ignorante: su familia no se dedicaba al arte y le resultaba “poco” lo que había  aprendido  para enfrentarse a este nuevo canon.
“Qué se siente viviendo en los años `50…”  fue el comentario de un agudo profesor. Claro, en el corazón de la modernidad, lo contemporáneo es un trágico Aquí y Ahora, casi inaccesible para los que vivimos en los bordes del mundo.
 Aprender. Aprehender. Estaban allí los nuevos nombres, las técnicas de experimentación, la vidriera. Impensable, confesará. (“they would give the award to a Puerto Rican artist from Bayamón.”)

 Desafío permanente este mantenerse a flote dentro de enormes cubos de pintura non plus ultra. 
 Becas, premios, y su propio espacio.
 Experimenta con los materiales: acrílicos, óleos, cera fría,  semillas de lino pintura en aerosol, arcilla, lo que sea capaz de transmitir un estado de ánimo, un recuerdo.
Es un proceso intuitivo, según sus palabras  y un mínimo plan inicial para ir construyendo.  ConstruyéndoSE. Vistiéndose con pieles  de petróleo.
 Montañas de pintura al óleo seca, descartada, mezclada con pintura nueva. Mixturas sobre plexiglás.  Capas de piel con nervaduras.  Pinturas-collage. “No sé si hermosa… diferente”. Borrar los límites entre la pintura y la escultura.  Dos dimensiones/ tres dimensiones.




 De las fotografías:
Sosteniendo  la memoria, una colección de instantes. Todos merecedores de un nombre propio. Personales. Personalísimos.
No es una playa, un balcón, una virgen, una escalera. Es LA playa, EL balcón, LA virgen, LA escalera. Una abstracción de coordenadas difusas que, sin embargo, soporta todo el peso del pasado. 

De los títulos:
Versos. Breves pensamientos de  labios ancestrales. Polifonía selecta por un espíritu  que busca más allá de los bordes.
 Conservar la lengua aún sabiendo cuál es el público mayoritario del presente.
“Mi abuelita decía…”


 I Love To Leave You Like This ; Window´s coast; Portrait with crossed arms Let wáter run ;Volar –angel otero ;Little loner ;Portrait of Dad when he was young “Flesh is the Reason Oil Paint Was Invented” ( Willem de Kooning);“I Am Taking You So You Take Me”; Now is Thirst a Desire? ;There is nothing so I wonder… ; Leftovers; Maria Luisa; Exquisito; 11:11 PM ;“If you don´t  know how to fly”;  He Prefers Himself to Everyone Else Because Everyone Else Abandons Him II ;I Can Hear the World Beginning ;Dandelions; Stain;No Light On Full Moon; Christina; Olivia; Solo;  Portrait of Grandma's Table ;the most valuable thing in the house; Macrame Stair (star on paper) (entre otros).

Del Recuerdo personal, el susurro de grandes maestros y  los accidentes de un material  demasiadas  veces anárquico   surge cada día un nuevo universo. 

Capas de pintura.
 -Como las capas de palabras- pienso. 

La madrugada se descuelga  por uno de los manteles hacia el piso de la sala… silenciosa.
Entonces, quizá  se me permita  parafrasear al pequeño Arthur:

Yo pintaba silencios, noches, dibujaba lo inexpresable…  





**********************************************************


La nueva muestra, "The Dangerous Ability to Fascinate Other People" comienza el próximo 9 de septiembre  en Chicago.

 Y, desde luego, será fascinante.


http://kavigupta.com/exhibition/102/thedangerousabilitytofascinateotherpeople/works















domingo, 4 de septiembre de 2011

«bello como una ola, simpático como una catástrofe» o sea, Artaud

ARTAUD ACTOR en NAPOLEÓN de Abel Gance







En septiembre de 1937, Artaud regresa de su mítico viaje a Irlanda, repatriado en contra de su voluntad, en el vapor Washington. No podremos saber lo que ocurrió a bordo, pero al desembarcar fue transportado con camisa de fuerza y transferido de inmediato de un asilo psiquiátrico a otro, hasta que en 1946 es hallado en Rodez, donde permanecía desde hacía tres años.





" Querido doctor y queridísimo amigo: En estos últimos días he sufrido una terrible sacudida pero saludable ;y ahora que ha pasado siento que recupero el dominio de mí mismo :Si mi memoria fue alcanzada por un momento, me vuelve en mejor estado que antes pues gran parte del polvo y la escoria que obstruían mi yo profundo han salido de mi conciencia. Me llamo Antonin Artaud, porque soy hijo de Antoine Artaud y de Euphrasie Artaud, todavía viva en tanto que mi padre murió en Marsella en 1924...
Yo ya no soy más que un escritor que ciertamente se pondrá de nuevo a escribir en cuanto se sienta un poco más dichoso, lo que está volviendo a suceder aquí día trás día. Una sola y última cosa me queda para acabar de entrar en posesión total de la felicidad. Es una ocupación, una atribución, una función, algo aquí que me dé la sensación de ser útil, de servir para algo de estar anclado sobre algo, sin duda encontrará usted algún trabajo de acuerdo con mis capacidades... ...en espera de ello reciba el testimonio de mis más sinceros y profundos sentimientos.


ANTONIN ARTAUD



Antonin, 115 años.


La cita del título pertenece a Madame Simone Breton.



sábado, 3 de septiembre de 2011

Detrás del vidrio




"Yo no busco, encuentro. "

 Pablo Picasso

Versos al negro del parque Japonés

Parque japones, 1935




Para Ramón Doll


Esa deforme cosa embetunada
Que es tu ancha cabezota
-¡pif,paf,pif,paf!- con ágil esquivada
Se libra de los golpes de la feroz pelota.

Negro: Si las pelotas que te tiran
No consiguen pegarte,
Quizás los golpes sientes de risas e intenciones;
Porque de los que tiran o que miran,
Junto con la pelota, ¿quién no se echa a matarte?
No hay proyectil más duro que el de los corazones.

¡Tú ríes! La tajada de sandía
Que es tu bocaza ¡pobre niño mal educado!
Se te abre hasta las muelas, tu mirada se enfría
Y, blanco acero, la hundes en el desocupado
Que ya está rebotando de idiotez la pelota
-¡pif, paf!- que en tu cabeza y en tu dolor rebota.

Espectáculo baratísimo caballeros!:
Por sólo unos centavos golpear al semejante,
Que lo es el pobrecito, lo es aunque se halle en cueros
Y se humille exhibiéndose por no andar de atorrante.
¡Prueben puntería! - y el instinto. –¡Adelante!

Aunque esto no era todo. La mansa bestia humana
Se revuelve fiera cuando se quiere divertir:
Hoy una mujer linda (¡Linda la cuadrumana!)
Te tiró… Negro, entonces, ¡yo no te vi reír!




Alvaro Yunque, Nudo corredizo, Editorial Claridad, 1929

* poeta nacido en  La Plata (1889-1982)  prohibido por las diversas dictaduras que  sobrevolaron Argentina.






"15 de diciembre de 1930. Mis amigos y sus esposas nos han invitado a Consuelo y a mí a pasear por el Parque Japonés. Había allí gran cantidad de gente, especialmente niños. Me atrajo su construcción con moderados toques de exotismo oriental. Hay en el centro un Lago Menor y un Gran Lago, y ente ellos, se levanta una réplica del volcán Fujiyama. que tiene unos toneles por los que pasa el famoso trencito. En el centro del Gran Lago, donde pudimos navegar en canoas, se encuentran los quioscos japoneses de las islas de las Geishas. Dentro del Fujiyama hay un estanque interior con grutas de estalactitas y estalagmitas. También visitamos la réplica del Circo Romano. Los juegos que más nos impresionaron fueron el looping de loop, desaconsejado para personas impresionables, el juego de las olas, el terremoto de Messina y el famoso water chute, donde en un carrito nos lanzamos por una pendiente al agua de un lago artificial. Consuelo no quiso volver sin antes disfrutar de las pistas de baile, animadas por orquestas de tango". Diario  de Antoine de Saint Exupery 

jueves, 1 de septiembre de 2011

"Un fracaso" Una mierda sin ficciones




* Saldrá de su casa. Caminará hasta la esquina. Vendrá un auto que la obligará a subir. Le taparán la boca. La encerrarán en una habitación con las ventanas clausuradas. La dormirán un poco para que no esté demasiado nerviosa. Le darán de comer. Le dirán que pronto se va a ir a su casa. Una semana así. Algo saldrá mal. Se hará de noche (la última noche) apagarán el  último  foco  y la asfixiarán.

Más o menos así, podrá pasar la próxima vez. Más o menos así pasó, por estos días, en  una ciudad de Argentina.   Trama muy cliché  en Latinoamérica.  Una mierda sin ficciones.

Una pesadilla high  definition vista por miles y miles de televidentes.


Un fracaso. Una muerte cruda. Un vómito infinito. Un enjambre de anormales capaces de darte de comer y dejarte, hasta la muerte, sin aire. Pero antes, eso sí, capaces de decirte  buenas noches.
Una deuda pendiente para siempre. Un signo más de esta espléndida decadencia que  atravesamos como seres humanos.   

Con gusto cederé mi ración de tiempo si  es cierto eso de la famosa lluvia que todo lo lava,  que todo lo purifica… que venga nomás  y nos destruya.  
Que por fin seamos la civilización perdida.

Aunque las “ratas” han demostrado, siglo tras siglo, que saben nadar.

*******************************

Candela Sol Rodríguez. Salio de su casa el lunes 22 de agosto. Feriado aquí. Nunca volvió.
Si ajuste de cuentas, si  secuestro extorsivo, si diversión…
No sabemos demasiado pero la única certeza  carcome cualquier idea que se tenga de alma:
Hay un asesino (o miles) ahí afuera, esperando…