jueves, 24 de diciembre de 2015

♪♫Pero mira como beben los peces en el río ♪♫



Hola, soy el fantasma Ebenezer Scrooge, y vengo a decirles que llevan 172 años de sostenida decadencia.
Veo, azorado, que los pobres siguen siendo una amplia mayoría.  Nunca entendí de dónde sacan tanta  fuerza para no morir…

¿Qué inocencia la mía preguntando por cárceles y asilos, verdad?

No creo que el mensaje de Amor y Paz pueda cambiar el espíritu de los encargados de administrar muros, campos de refugiados, aviones caza Sukhoi Su-34. Me contaron, por ejemplo, de un sultán, fanático de Michael Jackson, que encarcela a quien se atreva a mandar una postal de Navidad.

172 años. Ni siquiera el frío o el calor son parecidos. Parece que el sol terminará siendo el mayor verdugo en la historia del Hombre (gracias a los hombres, por supuesto) sin embargo, hay quienes apuran relojes… y lo hacen muy bien.

Así las cosas, parece muy tonto el deseo de escuchar un villancico (no importa el idioma; si persa o chino mandarín), pero imagino esos minutos de paz en cada rincón del planeta y me vuelve cierta esperanza.


No sé. Ojalá. 

domingo, 20 de diciembre de 2015

Fashionistas




El padre de  Giovanni di Pietro Bernardone (a.k.a San Francisco de Asís) era un importante  comerciante de telas. Cuentan que viajaba, permanentemente, a las ferias francesas, atraído por el fastuoso mundo de la moda.  

Quizás por este pasado familiar,  su hijo eligió, como primer gesto de rebelión, quedarse “en pelotas” y marcar un camino de austeridad.  


Muchos siglos después se observa que el mandato paterno parece imponerse. 



* Tienda en Roma, noviembre 2014.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Bio Brevis: Пинк пантера y los diamantes




“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.” Génesis 1:27

Parece fácil: solo bastaría remitir a un libro para explicar ciertos nacimientos.



La novela “Gorila” escrita en 1974 por el serbio Dusan Savkovic explicaría, sin demasiadas concesiones literarias, el sentimiento hacia Europa de miles de jóvenes nacidos en los Balcanes. Inspirada en la vida de un matón serbio llamado Stefan Markovic - quien, tras emigrar a París, fue guardaespaldas del actor Alain Delon hasta que lo encontraron muerto en un vertedero de basura lejos del centro de la ciudad- creó empatía en muchos jóvenes serbios que se vieron reflejados en Stefan: Los ricos era una elite de  criminales mientras los pobres ya no podían subsistir…


Traiciones, orgías, chantajes, obedecer a los caprichos del amo: Stefan Ratarac, su protagonista, siente un desprecio infinito por la gente que se gana la vida de modo lícito y odia a los ricos porque tienen lo que él no puede tener. 

Pero esto no basta. Falta el contexto, el cómo, el cuándo y el por qué…

La belleza natural del lugar contrasta con los diversos genocidios que han sufrido los pueblos de la ex Yugoslavia. La única meta posible era Sobrevivir.
La dictadura de Slobodan Milosevic, en la década del ´90,  terminó de moldear el espíritu de muchas personas. Sin fuentes de trabajo legítimo, fue el mismo estado el encargado de administrar el tráfico de drogas, cigarrillos, ropa y artículos de primera necesidad mientras los opositores al régimen   “desaparecían”  y la Otan bombardeaba lo poco que quedaba en pie construido durante el gobierno de Tito.


Project Pink Panthers   Пинк пантера




Quizá, Predrag Vujosevic, tarareaba alguna vieja canción serbia momentos antes de ingresar a la Joyería Graff “The Most Fabulous Jewels in the World” en Londres. Él y Milan Jovetic, ambos de Montenegro, tardaron menos de dos minutos para robar alrededor  de treinta millones de dólares en diamantes.
Traje, paraguas, una peluca estilo Elvis, un Magnum  .357 y un grito: "¡Todo el mundo al suelo!"

[Interesante saber que el personal de seguridad no suele pedir identificaciones en esos lugares  “porque a los ricos los incomoda”]

Por medio de investigaciones (léase informantes) los detectives  dieron con el domicilio de uno de los ladrones. Revisaron absolutamente todo… hasta un pote de crema. Y allí estaba: un anillo de diamante de la tienda inglesa.
“cómo en la película  del Inspector Clouseau
Por el modus operandi y el acento de Europa del este que estos ladrones imprimían en su francés o ingles o alemán, fueron bautizados como The Pink Panthers.

Interpol comenzó la  cacería mientras los Panteras seguían preparando y ejecutando sus “golpes” por todo el mundo. 
                      
Documentales, revistas dominicales, videos  rescatados de cámaras de seguridad. Muchos periodistas y demasiados detectives buscando sacar de las sombras a este grupo de Panteras rosas dedicado al robo de diamantes.



Las escenas de películas se irán repitiendo sin poder aclarar  si la ficción copia a la realidad o viceversa. Castiglione en París, Graff en Amsterdam, Wempe en Frankfurt, y otras joyerías en Ginebra y Barcelona. Siempre el mismo estilo:

El trabajo previo lo realiza una mujer- bella, educada, una “simil rica”- encargada de contabilizar empleados, cámaras de seguridad, alarmas. Todo admirablemente supervisado. Días después, será un hombre bien vestido quien entre a la tienda. Sacará un arma y trabará  la puerta para mantenerla abierta. Sus cómplices llevarán martillos y picos, para romper vitrinas. Los ladrones guardarán las joyas y relojes en las mochilas, y se irán en un coche robado (viejo, para no llamar demasiado la atención) o en motocicletas.
Basta repasar algunos robos “memorables”:

* Tokio: Marzo de 2004,  La boutique Le Supre-Diamant Couture de Maki, en el distrito de Ginza. Una joven de Nis, Snezana Panajotović,  Dos serbios, Djordje Rašović y Aleksandar Radulovic,  con pelucas y gafas de sol entran a la tienda e  inmovilizan a un empleado con gas pimienta. Robaron el collar condesa de Vendôme.
 * En junio de 2001, robaron una joyería en Biarritz. Los ladrones, previamente, pintaron  un banco que se encontraba fuera de la tienda, para no tener ocasionales testigos sentados allí.                             
* Dubai: dos audis, el primero marcha atrás  destruyendo las paredes del centro comercial; el segundo  escoltándolo. 8 Panteras. El valor de los objetos robados reportados fue  de $ 3,4 millones.
* En 2005, vestidos con camisas de flores, robaron una joyería en St. Tropez. A   plena luz del día, en pocos minutos. Los ladrones salieron corriendo de la tienda hasta el puerto… una lancha rápida los espera.


* Bahrein: 6 ladrones vestidos con burkas irrumpieron en la tienda del centro comercial City Centre después de su cierre, y tras atacar al guardia lograron sustraer  79 relojes Rolex valuados en 1,4 millones de dólares.

De película, también,   las detenciones.  Algunas de una casualidad inverosímil (Dusko Poznan, el ladrón atropellado por un automóvil en Mónaco que fue reconocido por la policía cuando se encontraba en el hospital)
Y no menos hollywoodenses los modos de evasión (Dragan Mikic, detenido a principio de 2000. escapó de la cárcel en el 2005, cruzando el muro de la prisión con una escalera de cuerdas, mientras sus cómplices disparaban  hacia la torre de los guardias con un AK-47.  Está prófugo desde entonces.)

Según INTERPOL, trabajan en grupos de cinco o seis, pero la red completa consta de un total de, aproximadamente, 20 ladrones profesionales y mas de 200 personas que realizan el apoyo logístico. "Mientras más pequeños y más autónomos sean los grupos, más seguro era para todo el mundo. Primos, amigos, amantes. “Un pulpo”

 
             
Nis, Podgorica, Cetinje: cunas de los ladrones de diamantes, serbios, croatas, albaneses,  mas conocidos (valga la aclaración de nacionalidad ya que el mundo está lleno de ladrones de diamantes “habilitados” políticamente. Kōh-i-Nūr, aparte)


*** Robar a Occidente estaba tan arraigado en la cultura local que se acercaba a una forma de patriotismo, dice un político de Cetinje (que molestó bastante a los habitantes de la ciudad). 'Nosotros no robamos a Montenegro, robamos para Montenegro.' [ne krademo iz Crne Gore, krademo za Crnu Goru] Dice una canción. ***

Todos se han puesto de acuerdo en algo: no son los  nuevos Robin Hood; no roban para hacer beneficencia en los Balcanes pero sí invierten allí todo lo obtienen de sus golpes. Sin embargo, se advierte una leve sonrisa en todas las personas que recuerdan las “hazañas” de los Pink Panthers




Milán Ljepoja,  Bojana Mitić, Rifat Hadziahmetovic, Borko Ilincic, Dusko Poznan algunos de los nombres y rostros conocidos. Pero solo son una parte de un engranaje mayor:
¿Cuántos de estos robos fueron encargados por sus dueños?
¿Quienes son los encargados de volver a colocar en el mercado los diamantes?
¿Quiénes, los compradores?

Interpol:  No sabe/ No contesta.

-------------------------------------------------------------------------------
                                                
No sabés ni cómo pero te vas metiendo en esta historia de infinitos capítulos. Una historia con un posible principio e incalculables caminos que van a todas partes (incluidas cárceles de máxima seguridad o la posibilidad de aplicación de la Sharia, ley islámica que condena el robo con pena de muerte o amputación de ambas manos)  y a ninguna.

Casi al final del documental de VICE news, el periodista entrevista a Dusko Martinovic en la prisión en Podgorica. Cuenta que trabajaba en una fábrica de zapatos… todo quedó abandonado a raíz de la Guerra en los balcanes.

Mientras se encarga de la granja en la prisión confiesa:
      -    La guerra empujó a la gente contra una pared y había que elegir  un camino a seguir.
-         Se arrepiente?
      -   todo lo que puedo decir es que me levanto cada mañana para mirarme en el espejo y no me arrepiento ni un solo momento de lo que hice, cuando se trata de mi familia, su bienestar y de mi mismo estoy listo para lo que sea necesario y cualquier momento

Entre sombras, una voz que responde a la pregunta “¿Hay una generación nueva de Pink Panthers?” con un sonriente  “žda “ [мо̀жда]  o sea,  Quizás…”





Fuentes:


The Pink Panthers | 60 Minutes | The Gang OfThieves Stealing Diamonds


Losmás infames ladrones de joyas de Europa by Rocco Castoro


Smash & Grab: The Story of the Pink Panthers 





sábado, 28 de noviembre de 2015

 photo 06187b1a-845e-4366-80be-df0537ffca6a.jpg





Final de noviembre. Un mirlo hace equilibrio sobre las débiles ramas de Gatsby, que crece con la lentitud de mi credulidad. Se aleja la tormenta hacia el este dejando, a su paso, un arcoiris como si ese gesto fuese capaz de enmendar el daño que sufrieron los nidos. Algo así como drones arrojando  caramelos o figuritas de Hotel Transylvania sobre escombros y cientos de sombras muertas.

Alea iacta est  dice el Consejo de Naciones Unidas… si tan solo, apareciese Javier Barden con su  pistola  neumática. Pero no. No son los hermanos Coen los que filman.
Un número no determinado - del uno al ochenta millones- de  Автомат Калашникова образца 1947, se encuentra pendiente de la claqueta “God bless oil”… Toma 2015

« Inventé este fusil de asalto para defender a mi país. Hoy en día estoy orgulloso que para muchos signifique un sinónimo de libertad» lo dijo Mijaíl Kalashnikov

« Inventé este dios. Hoy en día estoy orgulloso que para muchos signifique un sinónimo de libertad» ¿Lo dijo alguien?


Mientras tanto los aviones rusos equivocan objetivos, un poeta palestino- supuesto blasfemo-  es condenado, por la corte Saudí,  a la crucifixión y yo siento que debo pedir perdón a la Humanidad  por la lujuria que me provoca el perfume de un jazmín.

Tormenta- arcoiris- tormenta- arcoiris- tormenta- por los siglos de los siglos. 


(Amen)  

jueves, 6 de agosto de 2015

Lluvia





“Habría que decir que toda tristeza es el efecto de un poder sobre mí”
Gilles Deleuze   


La lluvia, quizás, sea la misma  de siempre. Nada extraño en ella salvo que la observo golpear sobre el vidrio de la ventana e imagino lo feliz que serías en este momento junto a mí o en mis ojos.

Lejos, gotas similares, caen sobre tu piloto  azul.


Lo curioso es que no lloro imitando a la mañana… Solo pienso en cómo  destruir ese  cotidiano poder.

jueves, 2 de julio de 2015

Duda Astral

Venus and Jupiter are Close
Composite Image Credit & Copyright: Wang, Letian


No sé hacia dónde mirar
todo el cielo es un espectáculo

Y Giro
de izquierda a derecha

Ahí, en la cuna del sol
apenas  cinco  suspiros mas arriba
del final de la copa de los pinos
la luna  finge castidad

Allá, sobre la tumba donde
ese mismo sol
-unas horas más gastado-
 suele acostarse
Júpiter y Venus
 obscenamente
 se acarician

Y giro
Y giro
Y no sé  hacia dónde mirar



Sin embargo
Con tus ojos cerca
Ya no dudaría



domingo, 21 de junio de 2015

Espera la primavera, Jota






Cinco grados. Sensación térmica: cero, gracias al viento del sur. Desayunaremos invierno.

Y está bien. Todos los junios de mi vida  han estado cubiertos por la escarcha y por el anhelo de sentarme  bajo el lánguido sol a calentar mis manos.

Respiré tanta niebla…


Hay un  Sahara  entre este hoy  y esa fiesta de cumpleaños que vuelve a la memoria.
Esperaba a  mis compañeros en la puerta de la casa. Zapatos negros de un charol impecable y medias blancas. Había llovido y el jardín era un pequeño pantano. Uno de los globos, el más brillante, se soltó del montón y voló hasta el medio de un charco. No sé  por qué corrí tras él. Todo había desaparecido. Mis compañeros, mis zapatos, el barro. Solo el globo, el más brillante, queriendo volar  y yo, deseando atraparlo. Lo conseguí. Cuando me di cuenta  mis zapatos se habían hundido en un barro espeso. Inevitable la culpa y el miedo. Inevitable, también, la dicha.  

Ahora que, por mi parte,  ya no tengo cuestiones pendientes con mi destino, elijo cuándo y dónde embarrar mis zapatos. Pero no es igual.


Tres meses hasta que llegue la primavera.  


- Otro  café, Bandini? 

lunes, 1 de junio de 2015

sostener la mirada

 photo 914920e3-8def-4f18-9d10-777a1d29f048.jpg




Fue en mayo. No sé demasiado. Apenas un nombre.
Algunos de sus días  trasladados a soporte digital.

Una mascota esperando que su dueña  vuelva a poner los pies en el suelo. Pero no. La chica no pudo más. Trató de sostenerle la mirada a esa  soledad mal habida que, sin permiso, se recostó en su cama. Otra Ofelia sin nadie  alrededor  que escurra sus vestidos. Otra Eco tuiteando silencios. Se fue sin saludar. Sin asegurarse de que alguien guarde su memoria. Heroína  de su propia novela, al fin.  

jueves, 28 de mayo de 2015

Cansancio

  



También cansa el vértigo. Pasearse por mazmorras de palabras e ir juntando  fuegos ocultos hasta cristalizarlos en cenizas. Las sombras de las sombras.  Libar pasiones  y convertirlas en un film noire.  
Cansan.

  Cansa esperar los finales de juego. Todos terminan igual: suplicando Aire y Silencio.

  Como si los gigantes de Quijote se hubiesen puesto de rodillas.


Casi junio. Abrir otras ventanas. Clausurar ciertas puertas

Ruinas

“A fuerza de recorrer tantas ruinas ya no piensa uno en construir mansiones: tanto polvo viejo lo vuelve a uno indiferente al renombre. Ahora mismo ni siquiera concibo la necesidad de que se hable de mí”


G.Flaubert 







Lo dijo Flaubert. Y tenía razón. 

Roma, 19 de noviembre de 2014

lunes, 4 de mayo de 2015

To Quack





*To play  or not

Marzo de pasatiempos inauditos. Me cuenta F. que ha visto varias lenguas de ángeles lamiendo la insensatez  caída sobre el Parquets.  Sabías, Jota, que  la parte más bella de los pecados en tener que mantenerlos en secreto. Sí.

*To fear or not…

No sé que día de abril el cielo era el lomo de un cuervo adornado con lilas ahumadas.  Abrí mi bolso, tomé la cámara de fotos y, cuando regresé la mirada, el cuervo estaba desnudo.  ¿Mal augurio?

*To disappear or not…

Silencios impuros,  una madeja de no dichos atando sombras a las paredes de un cuarto
Y uno, siempre, sampleando, casi sin querer,  la melodía del flautista de Hamelin.

*“To be or not…” 

Mayo. Otoño. Full Moon.


P.D: este pato poeta  es uno de los que emigra  cada invierno del lago…


- Se van por su cuenta, Holden, y regresan… 

sábado, 21 de marzo de 2015

Papelito






No sé… Traía en este bolsillo un papel  con las indicaciones para sobrevivir a  este nuevo otoño. Por entretenerme con el collar de nubes, lo perdí.

Creo que hablaba de fijar caminos o algún sueño  o de disfrazar a la desesperanza. Y que sugería compartir algún secreto, zapatos cómodos, contar estrellas con mucha paciencia, enlazar  notas musicales, la idea de un “vos” y mi coraje para empezar.  

Pena no recordar más. Salvo la cita final del pirata Barbossa:



 "Sin duda hay que perderse para llegar a destinos inalcanzables, de lo contrario todo el mundo sabría dónde están"




Hola, Otoño… regalame tus ocres. 

lunes, 26 de enero de 2015

Trip: Impresiones 5



Silencio de hueso antiguo y cielo color tristeza  de París en noviembre.
Las únicas plegarias provienen de las hojas que van cayendo.


[Aupick  no entiende de Paraísos artificiales, esos, en los cuales Mamá Caroline no te abandonará]



Dos copas
y un brindis por nosotros

Al fin y al cabo
ambos padecimos
un universo reversible
quedándonos a orillas
de la  angustia
el odio
la fiebre
las arrugas.

Paraíso artificial
el vuelo del albatros
arrancando con su pico
pedazos del corazón

Paraíso artificial
el perfume
de mil desvelos
las sogas
y los dientes
para desatarlas


Paraíso
poblado de sombras ebrias
tus poemas
y yo
-como esta rosa negra sobre tu tumba-
un artificio más




Tumba de Charles Baudelaire, Cimetière Montparnasse, 6e division, 26 de Noviembre de 2014.


viernes, 9 de enero de 2015

Siempre nos quedará el silencio




No hay lugar en la mesa
ni en la foto de navidad
no hay llaves compartidas
ni fechas de aniversario
Todo
-incluso los almendros-
está alumbrado de pasado
luz que enceguece
y proyecta fabulosas sombras
en el futuro

Lo que hay
ceros en los mensajes
lágrimas en los teclados
música al ras del corazón

Soñemos con decir
las palabras más bellas
antes de regresar
a la muerte

Soñemos…

De todos modos
siempre nos quedará

compartir el silencio…





martes, 6 de enero de 2015

Trip: Impresiones 4

“¿Qué venía yo a hacer al Pont des Arts?” se pregunta Oliveira.
Y le contesta Cortázar dibujando rayuelas.


pont_des_arts1 photo Pont_arts1.jpg




Yo no vine a escribir una novela. En el mejor de los casos vine a completar una escena de mi vida: cruzar el puente de tablones  como quien baila sobre su propia tumba.
También vine a contar fantasmas pero resulta imposible. Hay tantos fantasmas como candados colgando en las barandillas. Y muchos de ellos, buceando desnudos,   intentan rescatar la llave que arrojaron al Sena. Nada más trágico para un fantasma que estar encadenado por amor.

bancos photo pont_arts2.jpg

Los bancos parecen vacíos pero acercándome un poco percibo esa sensación de la promesa amorosa, de la esperanza en mañanas y, con otra densidad, se siente el dolor del fin, el desamparo, el ruido que hace la conciencia  cuando no sabe a dónde ir.

¿Qué venía yo a hacer?

Ah, sí…

Vine a jugar un momento  a ser Horacio y otro rato  a ser La Maga  para  comprobar que no son necesarios los candados cuando el amor queda atrapado en la memoria.


pont_des_arts photo Pont_arts.jpg



P.D: “Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico.” Rayuela, Julio Cortázar.



Pont des Arts, 25 de noviembre de  2014. 

viernes, 2 de enero de 2015

On Repeat







“Sólo la música puede crear una complicidad indestructible entre dos seres. Una pasión es perecedera, se degrada como todo aquello que participa de la vida; mientras que la música pertenece a un orden superior a la vida y, por supuesto, a la muerte.” E.M.Cioran


  En el inicio de la cuenta está la vieja canción de cuna: mi abuela, entonando unos acordes que acompañan las andanzas de una loba y su lobito. ¿En qué momento me quedaba dormida? Imposible saberlo pero sí recuerdo que muchas veces soñaba estrellas.

Llevo recorridas miles de millas auditivas; Un diario personal donde han quedado plasmadas todo tipo de sensaciones. Con palabras jamás podría copiar lo que grabó la música en mí. Es “ese” sol de verano mientras suena la  #41 Dave Matthews, “esa” caminata nocturna entre escombros (siendo yo misma un escombro más) al ritmo de “If I Only Could”, “esa” marea  meciendo a “Nebel”…

Y todas, siempre, en modo repeat.

La probabilidad de reescritura es casi nula. Cada melodía tiene sus huellas y son como mojones en la ruta. A favor y en contra. Porque hay melodías que salvan y otras que duelen… que sabemos que duelen y, sin embargo, a ellas volvemos.   

On repeat. Para sobrevivir o hundirse o quedarse dormido soñando estrellas.

Jota, Enero 2